Ideas que Inspiran

Funda para sillas. Un comedor con tu toque personal

Funda para sillas. Un comedor con tu toque personal

¡Cuando pienses en redecorar tu hogar, piensa en Modatelas! Dale un nuevo look a tu comedor con una funda para sillas que tú misma podrás elaborar.

Uno de los momentos que se viven en familia es la hora de la comida, pues todos se sientan en el comedor a compartir los alimentos, pero ¿hay algo que no termina de gustarte? Y si no se trata de la comida ni de los invitados, entonces podemos estar seguros de que lo que ya no te agrada es el look que tienen tus sillas. 

Recientemente los niños regresaron a clases y la compra de útiles y uniformes te dejó algo gastada. Por lo tanto, cambiar tu comedor por uno nuevo no es la opción más viable, pero no te preocupes porque en Modatelas siempre tenemos una solución que te resulte sencilla de elaborar y muy económica.

Existen diversos elementos que son diseñados para decorar y crear ambientes acogedores en cualquier hogar, pero no siempre pueden ser la mejor adquisición debido a que estos deben ajustarse a la decoración de la habitación, los colores y al modelo de mobiliario. Por desgracia, no siempre se tiene la suerte de encontrar alguno que cumpla con estas condiciones y que además, logre fascinarte totalmente.

¿Tienes una silla desgastada? ¿El estilo de las sillas de tu comedor no combina con tu decoración? Una funda para sillas es la mejor opción para crear un estilo a la medida y a tu gusto. Dale un nuevo look a tus muebles de la mano de los expertos en telas.

Las fundas para sillas en la historia

En épocas anteriores, una funda para sillas se empleaba únicamente para evitar que el mobiliario se ensuciara y desgastara de manera rápida. Por lo tanto, los fabricantes no ponían mucha importancia en el diseño de estos elementos.

Debido a lo anterior, en el mercado sólo existían fundas en dos colores: negro y blanco. El color negro se utilizaba para cubrir las sillas de aquellos salones que tenían su decoración interior en colores como el gris, azul o café. Mientras que el blanco, se usaba para salones con colores claros.

Las fundas no tuvieron mucha relevancia en sus inicios, pero con los eventos aristocráticos lograron incrementar su valor, eventos que hoy en día se traducen en ceremonias formales como bodas y XV años, en los cuales el uso de este accesorio es imprescindible, ya que brindan elegancia y distinción.

Funda doméstica para sillas 

Al ser creadas con un fin meramente funcional y no ornamental, comenzaron a tener mayor demanda para prolongar la vida útil de las sillas. De esta manera se dió origen a la funda doméstica como la conocemos en la actualidad, la cual es una buena alternativa para las sillas del comedor o de jardín.

¡Cambia la decoración de tu hogar con la funda para sillas!

¿Te estamos convenciendo en usar una funda para sillas? ¡Perfecto! Pero antes debes tener en cuenta los siguientes puntos para que puedas confeccionar tus fundas sin ningún problema y estas luzcan realmente divinas.

Largo 

Una funda larga como las que usan en los salones de fiesta hacen que la silla luzca muy elegante, así que si quieres conseguir ese aspecto puedes hacer fundas que cubran en su totalidad tus mobiliarios. Sin embargo, nosotros recomendamos un largo que permita limpiar debajo de la mesa sin maltratar la tela de la funda y si tienes mascotas en casa deberás optar por usar una funda corta.

Tela

En este punto no sólo es importante tener en cuenta el diseño de la tela, aquí lo que realmente debes cuidar son todas las características del tejido con el que confeccionarás tu funda para sillas. Las telas ideales son aquellas que tengan un tacto suave para permitir una rápida colocación, brinden comodidad a las personas y su lavado sea muy sencillo.

Color

Aquí puedes elegir tu color favorito, alguno que combine con el resto de la decoración de la habitación o si te quieres poner creativa, puedes hacer una funda de un color diferente para cada silla. Aunque si buscas un estilo elegante, selecciona colores neutros como el blanco, negro o beige, además combinan con todo.

Funda para sillas paso a paso

¿Ya decidiste el diseño que vas a usar para tu funda para sillas? Es momento de reunir todo lo necesario y si no lo tienes, haz tu pedido hoy mismo en nuestra tienda en línea desde la comodidad de tu hogar

Materiales:

  • Listón
  • Tijeras 
  • Alfileres
  • Cinta métrica
  • Tiza para tela
  • Tela estampada

No esperemos más y pongamos ¡Manos a la obra!

Instrucciones:

  1. Recortamos de la tela una figura cuadrada de 50 cm x 50 cm y otra rectangular de 50 cm x 60 cm.
  2. Con ayuda de los alfileres prendemos ambas piezas por el ancho y cosemos.
  3. Nuevamente tomamos nuestra tela y recortamos una tira de 60 cm x 6 cm.
  4. Unimos por medio de una costura un extremo de la tira a la costura de la pieza que obtuvimos en el paso 2.
  5. Una vez que hemos sujetado la tira, la prendemos por la orilla de la tela de la pieza grande usando los alfileres.
  6. Vamos a hacer un pequeño “pellizco” a la tela y la tira cerca de la costura, a modo de juntarlas para hacer un pequeño corte con la punta de las tijeras y hacemos una costura por donde colocamos los alfileres en el paso anterior.
  7. Tomamos el extremo libre de la tela y lo unimos a la tira que ya está pegada al otro extremo de la tela.
  8. Ahora vamos a hacer un dobladillo aproximadamente de 1 cm de ancho por el lado más corto de la funda, repetimos esto en los costados y hacemos un dobles por cada borde de las esquinas.
  9. Cortamos dos tiras de nuestro listón y cada una la cosemos a las esquinas de la funda para sillas y ¡Listo!

Fue muy sencillo ¿verdad? Ya tenemos la primera funda, ahora te dejamos para que continues elaborando las fundas restantes que te ayudarán a completar todo el mobiliario de tu hogar. Sólo no olvides seguir pendiente de nuestras redes sociales para que juntos sigamos haciendo realidad nuestras ideas creativas.

Deja una respuesta

Tu e-mail no será publicado. Los campos requeridos están marcados. *