Ideas que Inspiran

Delantal. Una confección muy culinaria

Delantal. Una confección muy culinaria

Los profesionales de la cocina tienen una indumentaria obligatoria que deben usar al momento de preparar los alimentos, pero cuando tú cocinas en casa ¿usas alguna prenda especial? Si no es así, es momento de poner manos a la obra para confeccionar tu propio delantal. ¿Te gusta la idea?

Un delantal es una prenda externa que ayuda a cubrir y proteger la parte frontal del cuerpo. Actualmente, es parte del uniforme de múltiples actividades laborales, pero sobre todo tiene una mayor presencia en el ámbito culinario.

¿Por qué usar un delantal?

Cocinar es una de las actividades favoritas de muchos no sólo por la variedad de platillos que se pueden preparar, sino por lo rico que se puede comer. Sin embargo, también tiene su lado peligroso, pues si no se siguen las medidas de precaución necesarias, puede ocurrir algún accidente. 

En casa, son pocas las personas que usan delantal a la hora de preparar sus alimentos porque no lo ven como una prenda útil, pero a continuación te damos algunas razones para que empieces a usarlo desde hoy.

Higiene y limpieza

Las medidas de higiene en la cocina son imperativas debido a que todos los alimentos que se manipulan serán ingeridos y cualquier pequeño descuido podría traer graves consecuencias en la salud de cualquier persona. En la cocina la primera media de higiene es usar un delantal, seguida de lavar bien manos y alimentos.

Te levantas, te bañas, te vistes y comienzas a hacer tus labores cotidianas, pasas de una habitación a otra, sales de compras y cocinas con esa misma ropa. Es decir, estás en contacto con los gérmenes que están en el ambiente y la mejor manera de evitar que las bacterias de tus prendas se transfieran a los alimentos  y viceversa es usando un delantal.

Previene las quemaduras

Un delantal es similar a un escudo, ya que te protege del pecho a las piernas de cualquier salpicadura o derrame. Los accidentes no avisan y tú debes prevenir cualquier riesgo y con esta prenda será más sencillo porque en caso de que algo caliente salte hacia ti, lo único que debes hacer es actuar rápidamente para evitar quemaduras.

Adiós a las manchas

Cocinar es muy divertido, pero en el proceso de preparación pueden aparecer molestas manchas en tu ropa. En la cocina se utilizan diversos alimentos y algunos de ellos cuando llegan a manchar una prenda dejan una mancha casi imborrable y permanece una sombra sutil como evidencia de que ocurrió un accidente.

Por otro lado, cuando ya terminaste de degustar tus alimentos es hora de limpiar toda el área y uno de los elementos más usados para la limpieza es el cloro debido a su propiedad desinfectante, pero es un agente agresivo con la ropa porque de manera inmediata se destiñe y aunque no lo ves, rompe el tejido interno de la tela. Así que al usar un delantal podrás conservar en buen estado tus prendas.

El delantal en la historia

El delantal no es una prenda nueva, siempre ha estado presente en cada hogar. Basta con dar una mirada a los anuncios publicitarios de los 70’s, donde se proyectaba la imagen de una ama de casa usándolo mientras realizaba sus actividades.

Con el paso del tiempo conservó su funcionalidad y logró trascender a otros sectores donde también usan delantales, pero sin duda donde reina su uso es en la cocina. Hoy en día, se ha convertido en una prenda unisex, ahora el delantal lo puede usar cualquier persona, mujeres, hombres y niños. 

Puedes confeccionar un delantal para cada integrante de tu familia 

Delantal paso a paso

¿Logramos convencerte de usar un delantal? ¿Si? Entonces es momento de comenzar a confeccionar y lo mejor es que puedes adquirir todos los materiales desde la comodidad de tu hogar. Sólo necesitas entrar a nuestra tienda en línea y hacer tu pedido, tenemos promociones y descuentos que te encantarán.

Materiales:

  • Hilo
  • Aguja
  • Tijeras
  • Alfileres
  • Plancha
  • Cinta métrica
  • Tiza para tela
  • Tira de cartulina
  • Máquina de coser
  • Tela con estampado
  • Tres tiras de tela en color

Procedimiento:

  1. Lo primero que debemos hacer es recortar de nuestra tela estampada una pieza con las medidas 52 cm x 67 cm y de una cartulina una pequeña tira de 1 cm x 15 cm.
  2. Con la tira de cartulina nos vamos a apoyar para hacerle un doblez interno a la tela estampada por toda la orilla, lo fijamos con ayuda de la plancha y cosemos por todo el rededor.
  3. Doblamos por la mitad la tela hacia lo largo y con la tiza hacemos una marca en el interior del doblez. En uno de los extremos, medimos y marcamos 25 cm con nuestra cinta métrica.
  4. Abrimos la tela y de manera horizontal marcamos 11 cm por el centro de esta.
  5. Ahora debemos doblar las dos esquinas superiores de la tela respetando las marcas previamente hechas. Es decir, dejamos libres los 11 cm,  prendemos con los alfileres la tela doblada y cosemos.
  6. Ya tenemos listas nuestras tiras de tela de color: 2 de 53.5 cm x 9 cm y una más larga de 68.5 cm x 9 cm.
  7. Doblamos hacia lo largo cada una de las tiras, las prendemos con los alfileres y posteriormente cosemos.
  8. Volteamos al derecho las tres tiras y en el extremo de cada tira, hacemos un pequeño doblez y cerramos las tiras con una costura.
  9. Finalmente cosemos al delantal cada una de las tiras en el área que les corresponde y ¡Listo!

Si quieres aumentar su funcionalidad puedes coser unas prácticas bolsas para que puedas tener siempre a la mano los utensilios que más usas. Este delantal ahora será tu mejor aliado a la hora de preparar deliciosos platillos.

No olvides seguir pendiente de nuestras redes sociales, donde siempre te damos nuevas ideas que puedes hacer tú misma y nos mantenemos cerca de ti para atender tus inquietudes creativas.

Deja una respuesta

Tu e-mail no será publicado. Los campos requeridos están marcados. *