Ideas que Inspiran

Cómo hacer slime casero: Manualidad para niños

Cómo hacer slime casero: Manualidad para niños

¿Sabías que el famoso slime que has visto en todos lados es mucho más fácil de crear de lo que te imaginas? Aprende en las siguientes líneas cómo hacer slime casero, una pequeña y rápida manualidad que a tus niños les encantará.

Estamos a días de celebrar la navidad, por lo que el ambiente festivo ya debe de haber llegado e inundado tu hogar. A todos nos encantan estas fechas, pues además de las festividades también significan pasar más tiempo con la familia. Las risas de los niños se escuchan todo el día en tu casa, por supuesto que te encanta la idea de tenerlos ahí y de pasar tiempo con ellos y qué mejor pretexto que con la elaboración de una manualidad.

“Tiempo de calidad” es lo que todos los padres y niños desean durante el periodo vacacional, sin embargo a veces con las prisas de los preparativos que traen consigo las celebraciones, resulta un poco complicado encontrar el tiempo o las actividades indicadas para aprovechar de la mejor forma el tiempo.

Haz slime en tu propia casa

La textura del slime es fascinante, nadie se resiste a tocarlo y menos cuando estos tienen diamantina, shakiras o pequeñas gomitas que atrapan nuestra vista. Últimamente han ganado popularidad y todos los niños quieren tener por lo menos uno en casa. ¡Qué mejor que puedas hacer el tuyo junto con los más pequeños del hogar! Así no sólo les enseñas que pueden hacer muchas cosas por sí mismos, sino también pasan tiempo divirtiéndose.

Si ya te decidiste a saber cómo hacer slime casero. Lo primero que debes hacer es despejar una superficie plana de tu casa, alguna mesa o escritorio sobre la cual puedan trabajar tú y tus pequeños, luego de eso reúne los materiales necesarios y si no quieres ensuciar nada, te recomendamos poner periódico sobre la mesa, así en caso de que algo caiga sobre la mesa lo podrás remover fácilmente.

Materiales para hacer slime

El punto básico para aprender cómo hacer slime casero es contar con el material adecuado, debes de saber que hay varias formas para hacer slime, pero hoy te compartimos una que no será ni tóxica ni peligrosa para tus peques.

1 Taza de agua

1 Taza de almidón de maíz (mejor conocido como maicena)

1 Pintura lavable

1 Cuchara

1 Envase

Sobres de diamantina 

Pasos para hacer tu propio Slime

  1. Mezcla el agua con la maicena en el envase que tenías preparado, ayúdate de tu cuchara para que la masa quede homogénea.
  2. Una vez la mezcla haya quedado en el punto exacto, toma tu pintura y comienza a agregarla poco a poco. La mejor forma de hacerlo es poner unas gotas, tomar la cuchara y volver a mezclar, y así sucesivamente hasta llegar al tono que se está buscando. Si quieres que el color quede muy tenue agrega poca pintura, pero si deseas que se vea con un color mucho más encendido entonces ve agregando poco a poco, recuerda que siempre es mejor ir de menos a más.
  3. ¡Llegó el momento divertido! Toma tu slime y comienza a amasarlo, tómate tu tiempo y deja que tus hijos disfruten el proceso. Amasa bien hasta que el color ya no se vea disparejo en ninguna parte.
  4. ¿Te gustan los brillos? Porque a nosotros nos encantan, toma los sobrecitos de diamantina (de preferencia que sean del mismo color de la pintura que has empleado). Recuerda que por ser diamantina es posible que se desprenda un poco, por lo mismo es importante que no abuses. 

Como has visto, se trata de una manualidad bastante sencilla de realizar, pues necesitas muy pocos materiales y muy poco tiempo. A tus niños les va a encantar, podrían de hecho hacer slime de varios colores e invitar a sus amigos a casa para que hagan la misma manualidad, es una forma de demostrarle a tus hijos cuánto te importa que se sientan bien en casa, aún cuando están de vacaciones.

Si has aprendido cómo hacer slime casero después de leer esta entrada, comparte esta receta con tus amigas o tu familia, seguramente también disfrutarán de poder realizar su propio slime en casa, hasta podrían hacer slime de colores navideños. Las posibilidades son muchas, deja que sea tu imaginación la que guíe tus manos.

Deja una respuesta

Tu e-mail no será publicado. Los campos requeridos están marcados. *