Ideas que Inspiran

Aprende cómo usar máquinas de coser en casa

Aprende cómo usar máquinas de coser en casa

Una de las tareas básicas de la confección es saber cómo usar máquinas de coser para crear piezas únicas, puede ser un vestido para eventos especiales, las cortinas que harán de tu hogar un espacio más llamativo o las bolsas que combinen con tus prendas favoritas.

Si bien es cierto que con hilo, aguja y alfileres podemos confeccionar manteles, servilletas, cortinas o diferentes tipos de manualidades, la máquina de coser llegó para facilitarnos la tarea, pues es una forma más rápida y precisa de unir piezas de tela y otros materiales como el fieltro.

Para entender cómo usar máquinas de coser primero vamos a conocer la historia de estos enseres domésticos. Desde 1755 ya existía una máquina para uso industrial que consistía en una aguja con dos puntas y un ojal ubicado en el extremo, creación de un alemán llamado Charles Fredrick Wiesenthal

Fue hasta 1846 cuando el estadounidense Elías Howe patentó la primera máquina de coser diseñada especialmente para ocuparse en el hogar. Años más tarde Isaac Merritt Singer comercializó la primera máquina de coser a escala, adaptó el brazo rígido y barra vertical que caracterizan a este tipo de equipos, los cuales comenzaron a ganar hasta que se creó la compañía Singer Sewing Machine que opera en la actualidad.

Con cada mejora que los inventores hacían lograban que las personas supieran cómo usar máquinas de coser para confeccionar prendas en cada época. Actualmente se utilizan para hacer todo tipo de ropa, pero también sirven para hacer peluches, bolsas y manualidades, por mencionar algunos ejemplos.

Pero en esta sencilla guía te vamos a enseñar los pasos básicos para saber cómo usar máquinas de coser. No te preocupes si al principio te resulta complicado, es normal porque estás aprendiendo, pero cuando sientas que tienes más experiencia, vas a querer confeccionar la ropa de todos en casa.

Componentes de una máquina de coser

Lo primero que necesitas conocer son las partes básicas que dan forma a tu máquina de coser:

  • Prensatelas: gracias a él la tela se mantiene firme mientras se cose.
  • Tirahilos: suministra de hilo a la aguja para hacer las puntadas.
  • Canilla: está en el interior de la máquina y sirve para poner el hilo.
  • Tensor: sirve para regular la tensión del hilo.
  • Portacarretes: se usa para los carretes de hilo que se desean ocupar.
  • Devanador: parte de la máquina que carga el hilo de forma controlada.
  • Largo de puntada: como su nombre lo dice, ayuda a decidir qué tan larga será la puntada que usaremos.
  • Tipo de puntada: según el tipo de confección que vayamos a realizar, es la puntada que podemos elegir.

Cada aparato tiene elementos distintos que cambian según la marca y sus modelos, pero conociendo las partes básicas facilitará tu aprendizaje. Ahora sí...

Vamos a aprender cómo usar máquinas de coser

  1. Leer el manual de tu máquina antes de sentarte frente a ella te servirá cuando por fin la uses pues ya habrás tenido un primer acercamiento con su forma de funcionar.
  2. Practica un poco, para eso busca un pedazo de tela que no te sirva y todavía sin hilo ni aguja en tu máquina, trata de coser en línea recta hasta que sientas que has dominado ese movimiento.
  3. Ahora, pon la aguja en el pequeño poste de la máquina hasta que la asegures bien, la ranura por donde pasará el hilo debe quedar en la misma dirección a como enhebrarás.
  4. Las máquinas de coser utilizan dos almacenamientos de hilo, para el que va en la parte inferior (que se guarda en una bobina) debes primero poner un carrete en el devanador que se encuentra la parte superior, luego pasar el hilo por unas guías hasta la bobina, una vez ahí activa el devanador para que gire y se llene la bobina.
  5. Luego guarda la bobina llena de hilo en su espacio ubicado justo debajo de donde pasa la aguja, pero asegúrate de dejar un poco de hilo por fuera para que puedas introducirlo en la ranura de la aguja.
  6. Pon el carrete de hilo en el portacarrete, jala el hilo y pásalo por las guías que están en la parte superior de la máquina, luego debe pasar por la palanca tirahilo hasta la ranura de la aguja.
  7. Enciende tu máquina de coser y prende el pedal, lo más recomendable es que inicies con puntadas rectas, pues son las más utilizadas en el mundo de la confección.
  8. Pon la tela debajo del prensatelas para que no se mueva mientras haces el trabajo y tu costura quede parejita.
  9. Junta el hilo que pasaste por la ranura de la aguja con el que dejaste fuera de la bobina y colócalos en la dirección que avanzará la tela mientras coses.
  10. Usa el pedal de la máquina para marcar la velocidad de la aguja y cuando empiece a crear las puntadas, el prénsatelas hará avanzar la tela en dirección opuesta a ti.
  11. Para terminar usa la palanca de reversa para que esas puntadas queden bien cerradas y no se abran después. Luego levanta la aguja, después el prénsatelas y retira la tela que hayas usado para trabajar.
  12. Corta el hilo sin olvidar dejar unos centímetros libres para la siguiente costura que hagas.

Listo, ya aprendiste cómo usar máquinas de coser, pero si no te salió como esperabas, no te preocupes, con la práctica vas a perfeccionar el manejo de este aparato y podrás usar más puntadas, emplear distintos tipos de tela y crear cualquier prenda que te propongas.

 

 

Deja una respuesta

Tu e-mail no será publicado. Los campos requeridos están marcados. *