Ideas que Inspiran

Abanico de encaje. Un accesorio femenino muy fresco

Abanico de encaje. Un accesorio femenino muy fresco

¡Elabora tu abanico muy al estilo Modatelas!

Por ahora, no será posible ir a vacacionar a las playas hermosas que posee el territorio mexicano, pero eso no quiere decir que el calor no esté haciendo de las suyas. Estamos desde casa disfrutando el verano y aunque esta estación del año se caracteriza por las lluvias, las altas temperaturas están predominando.

Hay diversas soluciones que te pueden ayudar a refrescarte un poco como los sistemas de aire acondicionado sofisticados que ya pueden instalarse en los hogares, otra opción son los ventiladores de diversos diseños. Sin embargo, no siempre son la mejor solución por cuestiones económicas y por el ruido que generan.

Se trata de estar lo más relajado posible, más no adquirir un producto que contribuya con tu estrés. Entonces, ¿cuál puede ser la solución ideal para disminuir un poco el calor? No se trata de un aparato tecnológico, sino de uno que tiene varios años de antigüedad y un origen oriental ¿ya sabes de qué hablamos? Así es, un abanico.

Historia del abanico

El abanico es un accesorio que se usa para estar más frescos y disminuir el calor mediante el aire, pero ¿quién lo creó? ¿surgió con ese objetivo? Hoy en Modatelas te vamos a platicar un poco acerca de la historia de este utensilio.

Si pensabas que los abanicos se crearon en la época moderna, no es así. Tenemos que remontarnos a la época antes de Cristo, donde en las primeras pinturas se puede ver que los egipcios utilizaban abanicos grandes, semicirculares, de largas plumas y con mangos fijos para airearse y ahuyentar insectos.

En la antigua China, el abanico tenía un uso milenario y era un accesorio que empleaban tanto hombres como mujeres, pero sólo era para aquellos que pertenecían a una sociedad refinada y lo portaban en la mano con un estuche, lo que era signo de autoridad y distinción. Era común que los adornaran con pensamientos o ideas

En la Edad Media, se usaban para proteger de la presencia de insectos y del calor, años más tarde, surge el abanico plegable gracias al ingenio de un abaniquero japonés que tomó de inspiración las alas de los murciélagos  y poco a poco este utensilio comenzó a importarse en toda Europa y su uso se fue extendiendo.

La época de oro para el abanico fue el Renacimiento, la reina Isabel I de Inglaterra decía que una dama sólo podía aceptar un regalo: un abanico. Para su fabricación se usaban varillas de oro, plata, carey, marfil, piedras preciosas y telas finas italianas, sobre las que pintores reconocidos del momento pintaban paisajes o temas bíblicos.

Comenzaron a fabricarse abanicos para cada tipo de uso, para eventos luctuosos, para las bodas o para usar en el jardín. Por muchos años fueron un accesorio exclusivo de las personas pertenecientes a la realeza, pero con el tiempo se hicieron de uso popular y los materiales con los que eran elaborados cambiaron por unos más resistentes.

Dato curioso del abanico

¿Sabías que este accesorio tiene su propio lenguaje? Y no tiene nada que ver con el calor; el abanico no sólo era un complemento de la indumentaria, también tenía significado su posición, su colocación y sus movimiento, fue así como su uso se convirtió en un lenguaje gestual.

Las damas del siglo XIX y XX utilizaban el abanico para tener una comunicación “secreta” con los caballeros de la época, ya que en aquellos años no estaba permitida la libertad de expresión femenina. Era un símbolo del cortejo y las declaraciones de amor. Algunos de los gestos más usados eran:

  • Dejar caer el abanico significaba que la mujer le pertenecía al hombre.
  • Abanicarse rápidamente significaba que la mujer sentía un amor intenso.
  • Cerrar despacio significaba “sí”, por lo contrario, un movimiento rápido era un “no”.
  • Abanicarse lentamente / Abrir y cerrar despacio era signo de que esa mujer era casada o que no le interesaba ese hombre.

Haz tu abanico paso a paso

Deja de sufrir por las altas temperaturas y aprende a elaborar un abanico muy femenino que te ayudará a estar fresca. No olvides que puedes hacer tu pedido desde nuestra tienda en línea o desde tu celular descargando la aplicación móvil de Modatelas, ahí encontrarás los materiales perfectos para poner manos a la obra.

Materiales: 

  • Lápiz
  • Regla 
  • Listón
  • Encaje
  • Tijeras
  • Pegamento
  • Hoja blanca
  • Perforadora
  • Abatelenguas
  • Transportador
  • Silicón caliente

Procedimiento:

  1. A la mitad de nuestros abatelenguas les hacemos un hoyito pequeño con la perforadora, dejando 1 cm de distancia. Así, de los 18 abatelenguas, 9 van a quedar perforados.
  2. Tomamos de manera horizontal la hoja blanca para dibujar una línea recta horizontal que vaya de extremo a extremo y hacemos una marca justo a la mitad de la hoja.
  3. En una calculadora digitamos 180 que corresponden a los grados del abanico, lo dividimos entre 8 y obtenemos como resultado 22.5 cm.
  4. Colocamos el transportador en el punto medio y comenzamos a marcar los puntos de la medida que obtuvimos del cálculo anterior. En total debemos marcar 7 líneas y con la línea recta que dibujamos al inicio son las 2 líneas restantes.
  5. Ahora vamos a hacer parejas de abatelenguas. Es decir, tenemos que pegar un abatelenguas perforado con uno liso y de esta manera, tendremos 9 abatelenguas largos.
  6. Para unir todos los abatelenguas, introducimos un listón haciendo coincidir todas las perforaciones, así  va tomando forma nuestro abanico.
  7. Una vez que ya están sujetos los abatelenguas, los abrimos tomando como referencia el borrador que dibujamos previamente.
  8. Para pegar el encaje debemos empezar de menos a más, así que tenemos que crear un arco pequeño con el encaje que pase por cada abatelenguas. Y repetimos este paso hasta cubrir por completo los abatelenguas, cada arco de encaje tiene que ir pegadito al otro.

¡Listo! El abanico de encaje ha quedado terminado, ahora podrás pasar un verano más fresco y será el accesorio que te acompañará a donde quiera que vayas, llévalo siempre en tu bolsa. 


¿Verdad que es muy sencillo crear piezas increíbles con materiales sencillos? Síguenos en todas nuestras redes sociales para tener más ideas creativas y no olvides compartirnos tu experiencia de creación al estilo Modatelas.

Deja una respuesta

Tu e-mail no será publicado. Los campos requeridos están marcados. *